Salamanca, monumental e histórica. Descúbrela
  " El dinamismo es nuestra actitud, nuestra meta ser constantes, tu apoyo nuestra esperanza " " SALAMANCA, PURA HISTORIA. DESCÚBRELA "  
asociacion salmantina de pacientes con artritis  La asociación nos hace más fuertes y nos permite compartir experiencias  ASAPAR concha de la Casa de las Conchas de Salamanca ASAPAR está en salamanca
  " La asociación nos hace más fuertes y nos permite compartir experiencias " " No dejes que la enfermedad te gane. Sé positivo e infórmate sobre ella "  
columna

ASAPAR:  Artritis Gota

columna

La gota es una enfermedad metabólica persistente, que produce un aumento del ácido úrico circulante. éste se deposita en las articulaciones produciendo inflamación con dolor, sobre todo en los pies y las piernas. Este problema se suele asociar también a la diabetes, obesidad y enfermedades renales.

La gota se origina por un exceso ácido de úrico en el cuerpo, bien sea por la falta de su eliminación por el riñón, por causas desconocidas, o por un aumento en su producción, asociado a un exceso de ingesta de alimentos ricos en purinas que son metabolizadas por el organismo a ácido úrico (vísceras de animales, mariscos y legumbres). El alcohol en exceso también aumenta el ácido úrico. En todo caso la alteración del metabolismo es causante de las 2/3 partes del nivel de ácido úrico circulante.

Al aumentar el ácido úrico se produce su depósito, en forma de cristales afilados, en las articulaciones, sobre todo de partes inferiores del cuerpo (pies y piernas). Este depósito produce una inflamación de las articulaciones con un dolor intenso que se llama ataque de gota agudo. Otra parte de los cristales se elimina por la orina en forma de piedras produciendo cólicos renales.


Si los ataques de gota son persistentes se producen lesiones deformantes en las articulaciones, formando los llamados tofos gotosos que producen las lesiones de la artritis gotosa crónica.

Esta alteración del metabolismo afecta entre 2 y 3 de cada 1000 personas.
La relación con otras enfermedades crónicas como son la obesidad, hipertensión, hiperlipemia (aumento de la grasa de la sangre) y la diabetes es muy frecuente, por lo que las complicaciones de éstas también aparecen en esta enfermedad (accidentes vasculares cerebrales y ataques cardíacos).

botón subir

DIAGNÓSTICO

Se realiza por la clínica de artritis aguda con dolor e impotencia funcional en una persona joven, se confirma con un análisis del ácido úrico en la sangre, que se encuentra elevado. A veces si la artritis es más persistente se realiza un análisis del líquido sinovial (se extrae con una aguja de la articulación) para ver si hay cristales de ácido úrico. Una radiografía de la articulación suele mostrar los tofos gotosos en una artritis cronificada.

botón subir

TRATAMIENTO

Se debe bajar el ácido úrico circulante mediante medicamentos uricosúricos (que aumentan la eliminación renal de ácido úrico), y también de drogas que bloquean la producción de ácido úrico por el organismo (Allopurinol).

En los ataques de artritis gotosa se usan los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), principalmente la Indometacina, ya que la Aspirina debe evitarse en estos casos. La colchicina se usaba como medicamento antigotoso, pero su mala tolerancia intestinal suele contraindicarlo.

N.B.: Nunca debes automedicarte. Es tu médico quien debe decidir el tratamiento adecuado para tu enfermedad.

botón subir

ALIMENTACIÓN

CONSIDERACIONES PREVIAS

Hay situaciones y productos que producen de forma espontánea un aumento del ácido úrico sin haber un problema del metabolismo de la purinas y por ello deben de ser contemplados y eliminados antes de ponerse en tratamiento con o sin medicamentos para bajar el ácido úrico.
Entre estos factores están:

  • El estrés en general puede elevar los niveles de ácido úrico.
  • La utilización de contrastes radiológicos iodados.
  • Ciertos productos de la dieta la cafeína, el alcohol.
  • Medicamentos que pueden aumentar el ácido úrico como son los diuréticos tiazídicos (clortalidona, hidroclorotiazida, indapamida, xipamida), la aspirina a dosis bajas, y las teofilinas.
  • Enfermedades que destruyen tejidos, por ejemplo el cáncer y otras generales.

Al eliminar estos factores, la bajada del ácido úrico en la sangre puede ser suficiente y no precisar de mayores actuaciones. En el caso de que la hiperuricemia sea secundaria a otras enfermedades, habrá que tratar éstas siempre que sea posible y si es por medicamentos, por ejemplo diuréticos, intentar sustituirlos por otros con efecto similar y que no produzcan hiperuricemia.

DIETA PARA CONTROLAR EL ÁCIDO ÚRICO EN LA SANGRE

Como el problema del aumento de ácido úrico es una alteración del metabolismo de las purinas, y no por comer inadecuadamente, es necesario saber de antemano que una dieta muy rigurosa es capaz de bajar los niveles de ácido úrico sólo ligeramente, por lo que en personas que estén tratadas con medicinas para bajarlo, la dieta puede no ser muy estricta.

Alimentos a evitar el la dieta:

  • Las vísceras de animales: sesos, riñones, hígado, lengua.
  • Las carnes rojas y la caza.
  • Entre los pescados las anchoas, sardinas y arenques, trucha y salmón.
  • Los mariscos.
  • Los derivados del cerdo.
  • Entre los vegetales evitar: Apio, berro, espárragos, coliflor, espinacas, champiñón, guisantes, judías verdes y blancas, lechugas, lentejas, perejil, rábano.

Alimentos que se pueden comer:

  • Huevos.
  • Azúcar y derivados
  • Frutas
  • Productos lácteos
  • Harinas
  • Otros no listados.

Si existe obesidad hay que tratarla y hay que corregir las alteraciones de las grasas en sangre (colesterol, triglicéridos) que a menudo coexisten. Es fundamental la abstención absoluta de alcohol y de todo tipo de cervezas, ya que producen cantidades importantes de ácido úrico.

Si hay cálculos renales se recomienda beber abundantes líquidos, sobre todo en las épocas del año que hace mucho calor, ya que la orina está más concentrada y es más fácil que se formen cristales, que pueden servir para que se inicie la formación de una piedra en las vías urinarias o el riñón. La decisión de tratar a los pacientes con medicamentos que disminuyen los niveles de ácido úrico, debe quedar en manos del médico, según las circunstancias particulares de cada caso.

Fuente: Tuotromedico


botón subir

concha de la Casa de las Conchas de Salamanca   concha de la Casa de las Conchas de Salamanca

Salamanca, monumental e histórica. Descúbrela